viernes, septiembre 13, 2013

Alberto Patishtán y los maestros

Adolfo Gilly

La denegación de justicia al profesor tzotzil Alberto Patishtán es una decisión material y simbólica capital en la política de desmantelamiento de los pilares constitucionales de la nación emprendida por el gobierno de Enrique Peña Nieto (elegido apenas con 37 por ciento de los votos atribuidos) y por sus aliados en el Pacto por México, el PAN y el PRD.

Los maestros movilizados en las plazas y calles de México y de otras muchas ciudades del país son, por el contrario, símbolo y realidad, en conciencia y en acción, de una nación que busca cómo defenderse y resistir al vendaval de las finanzas, los ricos, el crimen, la intromisión policial, militar y logística del poderoso vecino del norte y la ineptitud –real o simulada– de sus propios gobernantes.

* * *

La televisión, en tanto instrumento de Estado, está cumpliendo en esta ofensiva, hoy como nunca, la función de punta de lanza de la desinformación y la deseducación del pueblo; y de ariete brutal hoy contra los maestros, ayer contra los estudiantes de #YoSoy132 y siempre contra toda movilización de este pueblo en defensa de su vida, su nación y sus derechos.

Esa ofensiva plagada de mentiras, ignorancia e interés se propone desmantelar a sabiendas y con prisa los cimientos constitucionales sobre los cuales se alza todavía hoy el pacto estatal mexicano: con prisa, porque no quieren dar tiempo a la organización de la resistencia nacional contra esos planes; a sabiendas, porque la propaganda para la entrega del petróleo y de otras riquezas de la nación al capital extranjero –y a su poderío militar– está hecha de un indescriptible tejido de mentiras y falacias que sus autores no pueden ignorar.

No es la menor de ellas la afirmación de que la entrega de la explotación del subsuelo a los capitales extranjeros sería la continuación fiel del pensamiento y la política del presidente Lázaro Cárdenas. Es preciso carecer de escrúpulos morales e intelectuales para decirlo.

En estos días y meses el gobierno federal, con sus aliados y subordinados en el Pacto por México, quiere destruir, en una especie de guerra relámpago, los pilares legales seculares alzados por el pueblo de México y una generación de gobernantes leales a la nación y a su pueblo, y no al dinero.

* * *

La joya de la corona política que esta ofensiva se propone recuperar para el mando presidencial es la ciudad autónoma de México, perdida para ellos desde la insurrección cívica y electoral de 1997.

La Presidencia sueña con restablecer su mando inmediato sobre la sede de los poderes nacionales, esta ciudad antigua, democrática, organizada, solidaria, plebeya y respondona. En estos días quiere que el gobierno de la ciudad se haga cargo de la represión contra los maestros, los estudiantes, los trabajadores electricistas, los universitarios y otros sectores que se han plantado en las calles frente a la ofensiva privatizadora.

Los maestros tienen razón. Sin movilización, las declaraciones, las reuniones y los diálogos no bastan. Un gobierno que mantiene en ruinas tantas instalaciones escolares y publica libros de texto plagados de errores de ortografía, dice querer evaluar a los maestros cuando lo que en realidad se propone es destruir sus derechos laborales y sus organizaciones.

El mismo sentido tienen las intenciones y la política para destruir a las normales rurales, focos de enseñanza para los pueblos campesinos e indígenas y de resistencia en defensa de sus derechos, sus bienes, sus historias, sus idiomas y sus vidas.

* * *

En esta turbulencia la confirmación de la arbitraria condena al profesor Alberto Patishtán, la decisión judicial según la cual debería pasar en las cárcel los próximos 47 años de su vida, adquiere un peso y unas dimensiones de alcance nacional mucho más allá del tribunal que la dictó.

Esta decisión dice que el gobierno federal está decidido a cumplir las amenazas del candidato presidencial Enrique Peña Nieto en la Ibero: responder con la violencia del Estado a las demandas y las acciones de los pueblos campesinos e indígenas en defensa de sus derechos, sus pueblos y sus vidas.

La condena contra el profesor Patishtán es una amenaza declarada contra los maestros en movimiento; contra los pueblos indígenas en todo el territorio nacional; contra los pueblos zapatistas de Chiapas y sus gobiernos autónomos; y, a más largo alcance, contra la autonomía, la independencia y los derechos de maestros, profesores y estudiantes en todo el sistema educativo nacional.

Tomemos muy en serio esta sentencia contra un hombre inocente.

Los maestros tienen razón. Alberto Patishtán debe ser liberado. Los derechos laborales no se tocan. El subsuelo y el suelo de México pertenecen a la nación y al pueblo mexicano.

Fuente:
http://www.jornada.unam.mx/2013/09/13/politica/006a1pol?partner=rss

sábado, abril 27, 2013

Justicia para Regina, 28 de abril de 2013 a las 11:00 horas en la Plaza Lerdo de Xalapa, Ver.

Convocan a jornada nacional contra agresiones a periodistas
La Redacción
24 de abril de 2013
Nacional


MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- Una veintena de organizaciones de periodistas y de derechos humanos se unió para convocar a una jornada nacional de manifestaciones a realizarse este domingo a las 11 de la mañana, fecha en que se conmemora el asesinato de la corresponsal de Proceso en Veracruz, Regina Martínez, para exigir que no queden en la impunidad los asesinatos, desapariciones y agresiones a periodistas y medios de comunicación.

Las manifestaciones-espejo se realizarán simultáneamente en Xalapa, Veracruz, y en el Distrito Federal, frente a la Secretaría de Gobernación, aunque la convocatoria exhorta a los colectivos de periodistas de todo México a que en cada entidad organicen acciones simbólicas a la misma hora, como salir a las plazas públicas a protestar, colocar moños negros u ofrendas en las redacciones, pasar lista por los ausentes, apagar teclados y cámaras en señal de protesta.

“Queremos respeto, garantías para nuestro trabajo y justicia. Queremos que funcionen las instituciones dedicadas a la protección de periodistas. No queremos que falte ni uno, ni una más”, indica la convocatoria que reúne a las principales organizaciones en defensa de la libertad de prensa y de periodistas.

Entre los convocantes están el Comité de Protección para Periodistas, Artículo 19, Reporteros Sin Fronteras, Freedom House, Periodistas de a Pie, Los queremos vivos, Cencos, México Infórmate, CIMAC, AMARC, CEPET, AMEDI, la Fundación Manuel Buendía, acompañadas por el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y la Red Nacional “Todos los Derechos para Todas y Todos”.

También encabezan redes regionales de reporteros, entre ellos la Asociación de Periodistas y Comunicadores 7 de junio, Asociación de Periodistas y Comunicadores de Durango, A.C., Colegio de Periodistas y Comunicadores de Chiapas, Red Libre de Periodismo de Chihuahua, Red de Reporter@s de Morelos y la Red de Periodistas de Juárez.

La convocatoria indica: “Este domingo se cumple un año del asesinato de Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso en Veracruz, tragedia a la que se agregó el asesinato y la desaparición de varios periodistas en este mismo estado en menos de tres meses, convirtiendo a esa entidad en el lugar más peligroso para ejercer el periodismo. Los verdaderos culpables siguen libres. Los gobernantes reciben premios por perpetuar la impunidad”.

Denuncia también que durante los primeros cuatro meses de este año, al menos un periodista fue asesinado, otro más está desaparecido, cuatro medios de comunicación fueron atacados y una organización dedicada a la defensa de los periodistas fue amenazada.

“Cada día se suman denuncias de periodistas perseguidos judicialmente por difamación o presunto daño moral, agredidos por policías, acosados por el crimen organizado, despedidos por no seguir ‘la línea’ oficial, criminalizados por funcionarios u obligados a salir de sus estados o del país por la inseguridad para ejercer su trabajo”, indica.

En las convocatorias difundidas por ciudadanos veracruzanos a través de redes sociales se indica que la manifestación en esa entidad será en la Plaza Lerdo, en el centro de Xalapa, para exigir el esclarecimiento del asesinato de la corresponsal de Proceso, “para recordar su trabajo, su vida comprometida con una profesión que amó y ejerció con honor hasta su cobarde asesinato; para no permitir que la ciudadanía olvide a nuestros compañeros caídos y no abandone a quienes aún estamos aquí.”.

En el Distrito Federal se está convocando a una concentración a las 11 del día afuera de la Secretaría de Gobernación, desde donde se marchará a la casa de la representación del gobierno de Veracruz en la ciudad de México.

http://www.proceso.com.mx/?p=339960


El caso de Regina Martínez sigue abierto a un año de su asesinato
Pese a que hay un sentenciado por la muerte de la corresponsal de 'Proceso', la PGR considera el caso abierto, pues existen tres apelaciones


Por Rodrigo Soberanes
Sábado, 27 de abril de 2013 a las 06:30

(CNNMéxico) — En 1998, un reportero caminó cinco horas para hablar con un maestro popoluca replegado en la sierra de Santa Martha, en Veracruz, por un conflicto con las autoridades. Antes de partir —satisfecho con su primicia—, el profesor le dijo: "salúdame a tu compañera Regina Martínez, que vino hace dos días".

"Era muy importante para ella conseguir información que nadie tuviera. Ir al lugar de los hechos era para ella imprescindible y entrevistar a los actores estelares del momento", contó a CNNMéxico un reportero y amigo de la periodista veracruzana, quien pidió no ser citado.

Regina Martínez Pérez, corresponsal del semanario Proceso en Veracruz, fue asesinada el 28 de abril de 2012 en su casa de Xalapa, capital de Veracruz, en el sur del país. Las autoridades de ese estado acusaron a una persona del crimen y la sentenciaron a 38 años de cárcel por robo y asesinato, mientras que la Procuraduría General de la República (PGR) considera que el caso sigue abierto.

Según la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Veracruz, Martínez murió asfixiada en su baño, el único que había en su casa, un lugar donde apenas se podía caminar por tantos libros, archivos y periódicos almacenados en un librero y tres muebles de su sala.

Su casa no tenía puertas en el interior y era solo de una recámara. Tenía además un escritorio, un comedor con seis sillas —solo una de ellas no tenía papeles encima—, una cama individual y una pequeña cocina.

"Era muy modesta, no se qué le habrán robado porque no tenía casi nada" contó a CNN México una amiga y compañera de trabajo de la periodista durante 10 años en el periódico Política. Su identidad no se revela por motivos de seguridad.

La titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE), Laura Angelina Borbolla Moreno, dijo a CNNMéxico que la sentencia al presunto asesino, Jorge Antonio Hernández Silva, aún no está firme, pues existen tres apelaciones.

"Las autoridades superiores a la juez que dictó la sentencia van a hacer una revisión de la sentencia conforme a derecho, si hicieron o no todas las valoraciones de pruebas de manera correcta. Todavía no se puede decir que ha concluido este proceso", dijo la funcionaria de la PGR.

La sentencia, que fue dictada el pasado 9 de abril, fue apelada por la defensa de Hernández Silva y la revista Proceso, que es coadyuvante en la investigación, con lo cual, "la sentencia todavía no está firme y la causa penal del Estado no está concluida", afirmó Borbolla Moreno.

La fiscalía de Veracruz afirmó que Hernández Silva confesó que mató a Regina Martínez para robarle, y el imputado se retractó de esa confesión en una audiencia pública en la que acusó haber sido torturado, de acuerdo con el representante en México del Consejo para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), Mike O`Connor.

Angelina Borbolla informó que la FEADLE recibirá en los próximos días el resultado del Protocolo de Estambul (un protocolo internacional para investigar la tortura), que se aplicó al acusado para conocer si, en efecto, fue torturado.

En opinión de Mike O`Connor, la confesión del acusado es la evidencia principal de la Procuraduría de Veracruz, ya que las pruebas de ADN con restos de sangre hallados en el lugar de los hechos y las huellas dactilares "no coinciden con él ni con su supuesto socio, El Jarocho, entonces difícilmente estuvieron ahí. Eso me cuentan investigadores que no puedo citar", dijo a CNNMéxico.

Por su parte, la titular de la FEADLE confirmó que las muestras recabadas por los peritos de esa dependencia no coinciden con las de Hernández Silva. "En las que tiene la PGR no tienen coincidencia. Hasta el momento no hemos tenido ninguna coincidencia con ninguna persona de las que tomaron muestras", afirmó.

El director de Proceso, Rafael Rodríguez Castañeda, reiteró en entrevista con CNNMéxico que, para la revista, Hernández Silva no es el asesino de su corresponsal de Veracruz y que es un culpable prefabricado.

“Estamos convencidos de que la investigación no cumplió”, dijo.

Regina, "cosita especial"

A casi un año de su muerte, conocidos de Regina Martínez recuerdan algunas anécdotas que la describen. En primera instancia, las tres personas cercanas a ella consultadas por CNNMéxico coinciden en que tenía un carácter "fuerte" y muchas reservas para entablar amistad con alguien.

Un reportero que llegó a Xalapa para ser corresponsal de un diario de circulación nacional, a inicios de la década de 1990, vio a Regina por primera vez en el congreso de Veracruz. Quería conocerla y preguntó por ella.

"Cuidado, que es cosita especial", cuenta que le dijeron mientras la veía caminar con gafas, chaleco, pantalón de mezclilla y sus zapatos de tacón. "Era muy hermética, no era de primera capa, pero después nos hicimos uña y mugre. Era muy solidaria en cuanto al trabajo en conjunto", comenta.

Entre sus experiencias conjuntas de trabajo, el reportero narró un encuentro con un mando militar en la sierra de Zongolica. Frente a su escritorio, ella sacó su grabadora, él vio un informe en una silla, él la pellizcó, ella volteó, vio el documento e hizo plática al interlocutor mientras el reportero anotaba los datos que confirmaban el surgimiento de un grupo rebelde.

La misma información ella la había conseguido a través de una comunicación clandestina con ese grupo.

Otro de sus allegados, con menos edad que ella, la define con dos anécdotas:

"A pesar del acoso policiaco y demás que sufrió durante varios sexenios por su periodismo, la única agresión física que había sufrido curiosamente no venía de alguien de gobierno”.

“Fue de un ladronzuelo que le quiso arrebatar el bolso cuando salía en la noche de la redacción del periódico Política. Ella se defendió y jaloneó con él. Al final, logró sacar un cepillo para el cabello y le dio de cepillazos".

En 1997, Regina Martínez pasó varios días en una comunidad del municipio de Filomeno Mata, donde habían muerto varios niños de cólera por consumir agua contaminada.

"Ella se fue a cronicar (sic) el tema para el periódico Política y durante todos esos días vivió a base de comer gansitos (una golosina) y beber Coca-Cola porque no podía consumir el alimento ni el agua local ya que estaba contaminada", contó.

¿Qué pierde la sociedad?

Para el director de Proceso, la muerte de un periodista con el perfil de Regina Martínez, "más allá del ser humano de excepción que era, pone en entredicho el Estado de Derecho y las garantías de una sociedad”.

A casi un año del asesinato, Proceso cree que las amenazas contra su reportera "no eran tan explícitas". Sin embargo, ese hecho dejó una lección en su desempeño con sus corresponsales en los estados, reconoció Rafael Rodríguez Castañeda.

"Fue una lección para tomar medidas de seguridad con los corresponsales, aunque ninguna medida, por rigurosa que sea, protege por completo a los reporteros”, dijo. “(...) Fue una lección, más allá del gran dolor para Proceso”.

El asesinato de la reportera es, según Mike O`Connor, "una cobija negra sobre mucha información muy importante al público" por lo que ya no escribe ella ni los demás reporteros que tuvieron que huir del estado o aplicar la autocensura.

http://mexico.cnn.com/nacional/2013/04/27/el-caso-de-regina-martinez-sigue-abierto-a-un-ano-de-su-asesinato


Artículo 19: en el caso Regina “estamos muy lejos de conocer la verdad jurídica”
La Redacción
16 de abril de 2013
Nacional


MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- La organización Artículo 19 lamentó la manera en que las autoridades de Veracruz han conducido la averiguación penal del asesinato de la periodista Regina Martínez, corresponsal del semanario Proceso en esa entidad, ocurrido el 28 de abril de 2012.

En un comunicado difundido esta noche, Artículo 19, organización que por más de 20 años ha trabajado en la defensa y promoción de la libertad de expresión en el mundo, destaca que en el caso del homicidio de Regina Martínez “estamos muy lejos de conocer la verdad jurídica”.

El director ejecutivo de Artículo 19 en México y Centroamérica, Darío Ramírez, detalla en ese escrito las dudas que tienen sobre dicha investigación, entre ellas, el por qué no se investigó el trabajo periodístico de Regina Martínez, el por qué la fiscal del caso no esperó los resultados de la investigación que abrió la PGR sobre la posible tortura a que fue sometido Jorge Hernández Silva, El Silva, quien fue sentenciado a 38 años de prisión y por qué, sin existir una sola prueba científica que coloque a El Silva en el lugar y momento del asesinato se le acabó inculpando.

A continuación se reproduce de manera íntegra el comunicado de Artículo 19.

Las sospechas sobre la efectividad de las investigaciones a cargo de las autoridades veracruzanas finalmente fueron confirmadas. En el marco del primer aniversario del asesinato de la periodista Regina Martínez, el Juzgado Tercero de Primera Instancia del Distrito Judicial de Xalapa, Veracruz emitió una sentencia que desecha el posible vínculo de los hechos con el ejercicio periodístico de la víctima. De esa forma y como en otros casos de periodistas asesinados en Veracruz, las autoridades estatales se empeñan en vincular los hechos con delincuencia común y asuntos de índole personal.

Durante la administración del gobernador Javier Duarte, han sido asesinados en Veracruz 9 periodistas, teniendo su profesión como el posible móvil de los hechos. Sin embargo la evidencia apunta a lo contrario, Veracruz es hoy una de las zonas más peligrosas para ejercer el periodismo en el mundo.

“Lamentamos la decisión y la manera en la que fue conducido todo el proceso penal en el caso de Regina Martínez”, asegura el director ejecutivo de ARTICLE 19 en México y Centroamérica, Darío Ramírez.

“Nuestras sospechas se fundan en la opacidad con la que se manejo el proceso, así como el desaseo con la que fueron omitidas o evaluadas pruebas potencialmente determinantes aportadas por los coadyuvantes de la investigación. Estamos muy lejos de conocer la verdad jurídica del asesinato de Regina Martínez a pesar de la sentencia emitida recientemente”, puntualiza Darío Ramírez.

Es importante destacar que la jueza Beatriz Rivera Hernández, adscrita al Juzgado Tercero de Primera Instancia del Distrito Judicial de Xalapa, es quien en 2011 sujetó a proceso y determinó prisión preventiva contra dos tuiteros que difundieron información sobre supuestos hechos delictivos, considerándolos probables responsables del delito de terrorismo equiparado y sabotaje. La jueza Rivera Hernández ha demostrado desde entonces su cercanía con el gobierno de Javier Duarte y su desdén por la protección del derecho a la libertad de expresión.

De manera puntual y tomando en cuenta los estándares establecidos en la Declaración Conjunta de los Relatores de 2012 sobre los delitos en contra de la libre expresión, ARTICLE 19 plantea las siguientes 4 dudas:

•La revista Proceso, como coadyuvante de la investigación, ofreció todos los trabajos periodísticos de Regina Martínez publicados en ese medio y su agencia de noticias entre 2011 y 2012, los cuales fueron incluidos en el expediente de la averiguación previa. ¿Por qué esta información no fue debidamente investigada por la Procuraduría veracruzana?

•Jorge Antonio Hernández Silva, el ahora sentenciado por el asesinato de Martínez, argumentó que la confesión hizo fue producto de presiones, amenazas y tortura. La Fiscalía Especial para Delitos en contra de la Libertad de Expresión de la PGR, en tanto coadyuvante de la investigación, aplicó el Protocolo de Estambul a Silva como dicta la legislación nacional e internacional en estos casos. ¿Por qué la Jueza decidió no esperar los resultados antes de dictar la sentencia?

•No existe una sola prueba científica que coloque a Hernández Silva en el lugar y momento del asesinato. De las 8 huellas dactilares extraídas de la escena del crimen, ninguna corresponde a Hernández Silva.

•Durante el curso de las investigaciones fue patente la pretensión de las autoridades veracruzanas de “litigar” el caso de Regina Martínez en los medios de comunicación, con filtraciones interesadas de información difamatoria, así como con campañas en las redes sociales a través de usuarios falsos.

http://www.proceso.com.mx/?p=339236


Proceso y el caso Regina: “No les creímos y no les creemos”
La Redacción
9 de abril de 2013
Reportaje Especial


MÉXICO, D.F. (Proceso).- El gobierno de Javier Duarte de Ochoa, engaña y actúa con impunidad en las investigaciones que lleva a cabo sobre el asesinato de la reportera Regina Martínez Pérez, advierte Proceso al fijar su postura sobre la sentencia que se dictó hoy contra Jorge Antonio Silva Hernández, El Silva, como supuesto homicida confeso de la corresponsal de este semanario.

En un comunicado emitido por esta casa editorial, se ratifica la incredulidad que el cuerpo directivo y periodistas de Proceso han mantenido y mantienen sobre dichas investigaciones.

“No les creímos y no les creemos ahora que han sentenciado a quien no se puede defender”, subraya el comunicado divulgado esta noche por Proceso y que a continuación reproducimos íntegro.

La sentencia emitida por el juzgado Tercero de Primera Instancia del estado de Veracruz en contra del supuesto asesino de nuestra compañera Regina Martínez Pérez avaló la impunidad y el engaño del gobierno de Javier Duarte de Ochoa.

Sin honrar la división de poderes propia de una democracia, la juez Beatriz Rivera Hernández siguió al pie de la letra, con todas sus inconsistencias, el expediente armado por la Procuraduría General de Justicia (PGJ) para sentenciar a 38 años de prisión a Jorge Antonio Silva Hernández, El Silva, como supuesto asesino confeso de la corresponsal de Proceso en esa entidad.

Entre la actuación de la juez y la PGJ no hubo ninguna diferencia. Si por su parte la PGJ marginó de la investigación a la propia Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), de la Procuraduría General de la República, la juez se negó, por la suya, a reconocer la coadyuvancia y desechó todas y cada una de las actuaciones promovidas por Proceso para que revisara las investigaciones de la Procuraduría.

Las inconsistencias de la investigación abundan. Basta mencionar una sola para demostrar la mentira de la PGJ y de la integrante del Tribunal Superior de Justicia del estado: Las huellas encontradas en el lugar del crimen no corresponden con las del hoy condenado, un analfabeta seropositivo que desde su primera declaración ante la juez ha alegado haber sido torturado por agentes de la Procuraduría para inculparse.

Pero ni la propia responsable de la investigación del homicidio en la PGJ, Consuelo Lagunas Jiménez, ni la juez Rivera Hernández tomaron en cuenta ese hecho revelado por las propias pruebas periciales de la Procuraduría estatal.

Los verdaderos culpables siguen sin conocerse y la Procuraduría no logra dar con el otro supuesto asesino material, José Adrián Hernández Domínguez, un narcomenudista que se encuentra prófugo a pesar de que la propia PGJ lo detuvo tres meses después del homicidio de nuestra compañera.

No es casual que la juez Rivera Hernández se haya apresurado a emitir sentencia: Faltan 19 días para que se cumpla el primer año del agravio cometido en contra de la periodista, su familia y esta casa editorial el 28 de abril de 2012.

Javier Duarte de Ochoa no puede ocultar la descomposición en el estado que gobierna. La manera en que su administración se ha comportado ante el caso de nuestra compañera ratifica la incredulidad que el cuerpo directivo y periodistas de Proceso le hizo saber. No les creímos entonces que esclarecerían el asesinato y no les creemos ahora que han sentenciado a quien no se puede defender.

http://www.proceso.com.mx/?p=338574

sábado, enero 05, 2013

López Obrador invita a los ciudadanos a inscribirse como militantes de Morena

“Ser de izquierda, en nuestro tiempo, es actuar con honestidad y tener buen corazón”, señala

Ángeles Cruz Martínez
Periódico La Jornada
Sábado 5 de enero de 2013, p. 9

Desde su cuenta de Twitter, Andrés Manuel López Obrador invitó a los ciudadanos a afiliarse al Movimiento Regeneración Nacional (Morena). Expuso 10 razones para hacerlo, entre ellas que “ser de izquierda, en nuestro tiempo y circunstancia, es actuar con honestidad y tener buen corazón”.
Los miembros de Morena “sostenemos que venimos a este mundo a servir y no a que nos sirvan, y que el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás”.
La agrupación empieza este lunes el camino jurídico hacia la obtención de su registro como partido político nacional, para lo cual presentará la solicitud correspondiente ante el Instituto Federal Electoral (IFE), y el martes empieza la campaña nacional de afiliación, con un acto en el Zócalo de la ciudad de México, al cual acudirá López Obrador. De acuerdo con lo que se ha informado en Morena, el tabasqueño será el primero en afiliarse al nuevo organismo.
Otras de las razones que planteó el ex candidato de la izquierda a la Presidencia de la República para formar parte de Morena es que “ahí no se permiten caciquismo, corrupción, influyentismo, sectarismo, nepotismo, clientelismo ni ninguna otra lacra de la política”.
Morena –dijo– “se propone acabar con la corrupción, la impunidad, el abuso de poder y el enriquecimiento ilimitado de unos cuantos a costa del empobrecimiento de muchos”.
Además de las actividades señaladas, Morena, organismo presidido por Martí Batres, presentará el plan financiero de la organización, con el cual obtendrán los recursos económicos necesarios par su operación.
A partir del jueves 10 se llevarán a cabo las asambleas en cada municipio de la República para elegir a los comités ejecutivos del movimiento. Los primeros encuentros tendrán lugar en Chetumal y Playa del Carmen, Quintana Roo. En ambos estará presente López Obrador.
El programa dado a conocer por Morena señala que estas actividades continuarán el domingo en Tlaxcoapan, Hidalgo, ya sólo con Batres al frente.

Otra de las razones que planteó ayer López Obrador en Twitter para afiliarse son que Morena “es un espacio abierto para quienes buscan ser felices, dedicando su existencia a procurar el bienestar y la felicidad de otros”.
También señaló que se trata de “un referente moral, una organización de mexicanos que concibe la política como imperativo ético, que la practican en bien de los demás y encuentran felicidad en hacerlo”.
Enseguida, López Obrador señaló que en el nuevo organismo tienen cabida “todos los ciudadanos de buena voluntad, de todas las corrientes de pensamiento y las personas de todas las clases sociales”.
Morena –agregó– “es un instrumento de lucha al servicio de la sociedad, es decir, lo contrario a un medio para beneficio exclusivo de sus afiliados, y menos aún de sus dirigentes. Asimismo, precisó que es una organización política, social y cultural, de hombres y mujeres libres que luchan por la transformación pacífica y democrática de México”.
Con la agrupación, que intenta convertirse en partido político, “se busca un cambio verdadero para garantizar a todos los habitantes del país una vida digna, con derechos plenos y justicia, sin exclusiones ni privilegios”. Además, “se propone acabar con la corrupción, la impunidad, el abuso de poder y el enriquecimiento ilimitado de unos cuantos, a costa del empobrecimiento de muchos”, advirtió.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2013/01/05/politica/009n1pol


Andrés Manuel López Obrador, Presidente del Consejo Nacional de MORENA, asistirá a la toma de protesta a 251 comités municipales.

Calendario de asambleas por distrito en el primer mes:

QUINTANA ROO
Chetumal10 enero 12:00
Playa del Carmen10 enero 17:00
Cancún11 enero 12:00
YUCATÁN
Valladolid11 enero 17:00
Tikúl12 enero 12:00
Progreso12 enero 17:00
Mérida13 enero 11:00
CAMPECHE
Campeche13 enero 17:00
Cd. Del Carmen17 enero 12:00
TABASCO
Paraíso17 enero 17:00
Macuspana18 enero 12:00
Comalcalco18 enero 17:00
Cárdenas19 enero 12:00
Centro19 enero 16:00
CHIAPAS
Ocosingo20 enero 11:00
Palenque20 enero 16:00
Comitán24 enero 11:00
Motozintla24 enero 16:00
Tapachula25 enero 12:00
Tonalá25 enero 16:00
Bochil26 enero 12:00
San Cristóbal26 enero 16:00
Villaflores27 enero 10:00
Ocosocuautla27 enero 13:00
Tuxtla Gutiérrez27 enero 16:00
VERACRUZ (Sur)
Coatzacoalcos31 enero 12:00
Minatitlán31 enero 17:00

Fuente: http://regeneracion.mx/files/pdf/regeneracion26.pdf, página 7.

domingo, agosto 12, 2012

La catedral del mar

De Ildefonso Falcones de Sierra
Reseña

Un libro reciente que nunca hubiera leído como una primera elección, a no ser porque cayó en mis manos de manera inesperada. La redacción es buena, la agilidad de lo narrado es bastante amigable, tiene momentos críticos distribuidos inteligentemente a lo largo de la narración que te motivan a continuar a pesar de lo voluminoso del texto. La investigación histórica me parece sorprendente. El autor debió dedicarse afanosamente a investigar los modos de vida de la época antes de comenzar a escribir. Es mucho más de lo que esperaba de un licenciado en derecho. De la historia, puedo decir que es buena, buena a secas. No pretendo ser un fanfarrón que menosprecie las muchas horas de trabajo de calidad que el autor debe haber dedicado a elaborar su texto. Es buena, lo cual no es poca cosa. En diversas ocasiones me dejó innegablemente enganchado y en otras verdaderamente conmovido, al borde de la lágrima, pero sin llegar a derramarla. Para mis escasos referentes literaros podré decir que está lejos de llegar al nivel de "Opiniones de un payaso" de Böll, pero es infinitamente superior que "A orillas del río piedra me senté y lloré", de Coelho.
Es una novela dura, que presenta un mundo en el que las mínimas consideraciones que merece un ser vivo son a menudo pisoteadas, donde la justicia parece encontrarse solamente en las promesas de los credos y en el que en ocasiones pareciera que la mayor virtud de los personajes es su capacidad para engullir su amarga mala fortuna y seguir adelante con la esperanza de encontrar un episodio de paz. Al leerlo me pregunté si era demasiado duro de leer porque me trasladaba a un escenario distinto del que quisiera imaginar o porque me acercaba demasiado a lo que sucede hoy en día en México. No lo sé, quizá sean ambas, pero, a diferencia de las amargas historias que se ven en la vida real, en el universo creado por Falcones las cosas caen por su propio peso y en ocasiones, siempre a la larga, las cuentas se ajustan, no completamente, pero en niveles acaso perceptibles. Podría ejemplificarlo de la siguiente manera: si a un personaje le es arrebatado un lingote de oro en su niñez, el cual le hubiera garantizado una vida sin apuraciones económicas, cuando llega a la edad madura, luego de muchos sacrificios, logra hacerse de una pequeña pepita, pero, dadas sus circunstancias y lo que ha vivido, esa pequeña pepita le es mucho más útil y le sabe a mucho más que un lingote de oro.
En resumidas cuentas, es una buena opción de literatura contemporánea, buena a secas, repito, lo cual , no es poca cosa. En el texto podemos encontrar algunas cosas predecibles, al menos para quienes ya hemos visto películas como Ben Hur o su versión actualizada Gladiador. Sé que son aproximaciones demasiado simplistas, pero las tres historias se basan en el mismo principio. De cualquier forma, las dos cintas que acabo de mencionar son altamente recomendables, además, como escribiera García Márquez, palabras más, palabras menos: las ideas no son de nadie, simplemente andan circulando por el ambiente hasta que uno las encuentra. Por otra parte, al leer este libro me encontré frente a mí mismo tratando de resolver algunas preguntas fundamentales a las que cada deteminado tiempo deberíamos enfrentarnos: ¿por qué hago lo que hago?, ¿estoy comprometido con la búsqueda de mi felicidad?, y, si la respuesta a la última pregunta fuera negativa, ¿qué es lo que me mueve a buscar las cosas que busco?, por otro lado, ¿mi estado actual es consecuencia de algunas de mis decisiones pasadas?, y... ¿acerté en mis cálculos o me equivoqué? Esta es una de las grandes virtudes que le encontré al documento, así como la denuncia de muchas prácticas vergonzosas que acostumbraba la iglesia católica hace unos setecientos años, las cuales hacen recordar a las actuales.
Bueno, es todo por hoy.
Hasta la próxima reseña.

Falcones, I. (2006). La catedral del Mar. México: Grupo Editorial Random House Mondador, S. L.

viernes, julio 13, 2012

No me voy de México


Mando fragmentos de un texto que envié a una antigua amistad recién convertida a las filas de la izquierda mexicana:

"Creo que ahora todos somos de izquierda, pero aún así seguimos pasando por estas cosas. Yo tampoco sé en qué va a acabar todo esto y me siento triste por nuestro país. Hay personas, claro, que están muy contentas, y si es de buena onda, pues me da gusto que estén contentas porque creen inocentemente en el cauce de todo esto. Yo no creo que las cosas estén bien, ni creo en la honestidad del presidente Calderón, ni creo en el IFE, ni en la Suprema corte de Justicia. Los Pedros Ferriz Decon del mundo me dirían: "Pues mejor vete de México", pero no, no me voy, me quedaré a seguir enfrentando a los que se venden por unos cuantos millones de pesos y para luchar por los que tienen una necesidad e ignorancia tan grande que deciden vender su voto por cien miserables pesos. Hace unos días me llenó de lágrimas la historia de una madre de familia que decepcionada decía (años atrás) que le fueron a pedir su credencial de elector a cambio de un pollo y no le devolvieron ni la credencial ni el pollo. Esa clase de cosas me entristece mucho, ¿cómo es posible que en México haya gente así de pinche? No puede ser que saqueen a nuestro pueblo hasta llevbarlo a tal grado que la comida para un día sea un aliciente suficiente para comprometer los años venideros? ¿y ni siquiera pueden cumplir su pinche promesa de comprarle un pollo a esa familia?
Hay mucho por hacer.

Que Dios nos ayude, porque el PRI no lo va a hacer.
Un buen amigo, opositor ferviente al sistema, me decía hace unos días que los jóvenes están muy entusiastas creyendo que pueden transformar las cosas porque nosaben contra quién se están enfrentando. Yo le contesté que yo quisiera no saberlo. Por eso a veces me hago que no lo sé. Me hago como que no escuché que en una misa negra le auguraron a un grupo de priístas que Uno de ellos iba a ser presidente de la República, y en ese grupo estaba Arturo Montiel, que ya no fue presidente, Oscar Espinoza Villarreal, que tampoco lo logró, y otros que tenían posibilidades pero no lo lograron, y también estaba un joven político con poco trasyecto en comparación con los demás, ése era Enrique Peña Nieto. El comentario lo escuché del autor de una biografíoa no autorizada de Enrique Peña Nieto y el grupo Atlacomulco, en Atlacomulco es donde se reunía el grupo de políticos priístas para ir a ver a una adivina. Hago como que no sé esas cosas o pienso que quizá no están bien fundamentadas, no quiero pensar que la lucha es contra el mismo Satanás. Pero la realidad me va diciendo día a día que es así. Cuando veo que el presidente del PAN dice: "Va a ser muy difícil anular la elección", como diciendo: "Si les interesa a los señores del PRI que los apoyemos no olviden que estamos en venta". O cuando el espurio les quiere comprar la conciencia los padres de los niños difunctos en a guardería ABC con una pensión vitalicia y ellos piensan: "¿Y si ya no tengo que trabajar por el resto de mi vida voy a dejar de sentir el dolor por haber perdido a mi hijo?"

Día a día la realidad me dice que en la política está lo más oscuro de los sentimientos humanos, sobre todo mientras más alto alzamos la vista. Pero a pesar de eso decido no rendirme. No puedo decir simplemente la frase pendeja de: "Es que todos roban". Pues si bien es cierto que todos van a robar, pues entonces no podemos usar la honestidad como un criterio, lamentablemente tenemos que decidir, de entre quienes vana buscar un cierto beneficio personal, a los menos ojetes. Y es que hay quienes nada más roban, pero hay otros que roban, violan, matan, secuestran, amenazan, torturan y un sinnúmero de tropelías más. Pero este es nuestro México y no, no me voy a ir.

Aquí me voy a quedar chingando la madre a quienes nos quieren pisotear, escupir, robar, secuestrar, violar y matar.

Que Dios nos ayude, aún en contra de algunos de sus ministros, quienes han cedido a tentaciones poderosas.

A ver que sucede Mi querida *****, te mando un sentido abrazo de un compatriota, mexicano, de carne y hueso, igual que todos los demás, los que votaron por cada partido y los que no votaron, los que tomaron las tarjetas de Soriana y los que las hicieron, los que creen en el espurio y los que le pagan sus mordidas, esperando, tal vez también inocentemente que algún día podamos vivir en paz.

domingo, junio 10, 2012

Documenta The Guardian la colusión Televisa-Peña


Roberto González Amador

Periódico La Jornada
Viernes 8 de junio de 2012, p. 7

Televisa vendió a Enrique Peña Nieto, candidato priísta a la Presidencia, una cobertura favorable en su principal noticiario y programas de entretenimiento. A la vez, la televisora utilizó esos mismos espacios para desprestigiar a Andrés Manuel López Obrador, quien contiende por el Movimiento Progresista, reveló este jueves el diario británico The Guardian, que tuvo acceso a docenas de archivos que documentan esos tratos.

La revelación de los documentos, proporcionados al diario por una persona que trabajó para Televisa, coincide con la irrupción en el escenario nacional de un enérgico movimiento de protesta que acusa a la televisora de manipular su cobertura informativa en favor de Peña Nieto, mencionó la nota de The Guardian, firmada desde la ciudad de México por Jo Tuckman.

El diario apuntó que los archivos están fechados hace varios años: los primeros, cuando Peña Nieto comenzó su periodo como gobernador del estado de México (2005) y, los que aluden a los ataques a López Obrador desde Televisa, en 2006, cuando tuvo lugar la anterior elección presidencial. Si bien no ha sido posible confirmar la autenticidad de los documentos, extensas verificaciones han demostrado que los nombres, fechas y situaciones que se mencionan coinciden en gran medida con el desarrollo de los acontecimientos citados, anotó.

Tres bloques de documentos

Los documentos obtenidos por el diario se agrupan en tres bloques: el primero menciona un listado de tarifas cobradas por Televisa a Peña Nieto para construirle una imagen nacional cuando fue gobernador (2005-2011); un segundo paquete consiste en una detallada estrategia de comunicación explícitamente diseñada para torpedear la anterior candidatura presidencial del candidato de la izquierda, López Obrador, quien es actualmente el más cercano competidor de Peña, agrega el rotativo. La tercera parte de los archivos da cuenta de acuerdos que sugieren que la oficina del ex presidente Vicente Fox ocultó un exorbitante pago hecho a la televisora con recursos públicos para una campaña de promoción.

El diario mencionó que los documentos sobre la actuación de la televisora en favor de Peña Nieto y en contra de López Obrador fueron elaborados en Radar Servicios Especializados, compañía dirigida por Alejandro Quintero, vicepresidente de Televisa. “Muchos de los archivos de computadora vistos por The Guardian fueron guardados con el nombre de Yessica de Lamadrid, que en ese tiempo era empleada de Radar y amante de Peña Nieto”, abunda la información.

Televisa declinó aclarar la relación que tiene con Radar o el papel de Quintero en ambas empresas, dijo el rotativo. Lamadrid, en cambio, aseguró al diario que los documentos eran falsificaciones.

Uno de los documentos descritos por The Guardian es una presentación en formato PowerPoint que explícitamente declara que el objetivo de esa estrategia de comunicación es asegurarse que López Obrador no gane las elecciones de 2006. El archivo fue creado después de la medianoche del 4 de abril de 2005, horas antes de que el entonces presidente Fox se reuniera con los presidentes de Televisa, Emilio Azcárraga Jean, y Tv Azteca, Ricardo Salinas, agregó el periódico.

Una de las evidencias corroboradas por The Guardian está relacionada con las acciones emprendidas por el gobierno de Fox para hacer frente a la crítica de varios sectores sociales cuando el ex mandatario panista trató de sacar de la lucha electoral a López Obrador a través de enjuiciarlo por el presunto incumplimiento de una orden judicial, caso conocido como desafuero. Un documento, menciona el rotativo británico, describe medidas a corto plazo para controlar la reacción, que incluían un duelo nacional por el entonces reciente fallecimiento del papa Juan Pablo II, para distraer la atención de la creciente polémica. Al día siguiente, añadió, Fox declaró un día de luto por el pontífice.

Una más: el diario mencionó que en la empresa televisora se diseñó una estrategia de más largo plazo para desmantelar la percepción pública de que López Obrador era un mártir o un salvador. Esa estrategia mediática consistió en que Televisa aumentó la cobertura de noticias relacionadas con delincuencia en la capital del país y en revisar viejos casos de corrupción que involucraban a antiguos aliados del actual candidato presidencial de la izquierda. El plan incluía la promoción de historias personales de delitos sufridos (en el Distrito Federal) por celebridades del espectáculo y se pedía a personajes del reality show Big Brother hablar de que habían sido víctimas de delitos en la capital. Eso fue, dice el diario, lo que efectivamente hicieron “algunas celebridades de Televisa, tanto en los programas del mundo del espectáculo como en la versión mexicana de Big Brother”.

Un ex empleado de Televisa, distinto al que entregó los documentos, dijo The Guardian, asistió a varias reuniones en las instalaciones de esa empresa en las que se discutió la estrategia en contra de López Obrador. Hubo una estrategia y hubo un cliente que pagó un montón de dinero, dijo el ex empleado de Televisa al diario. Una proporción significativa de los documentos, agrega el diario, da cuenta de pagos hechos a Televisa a cambio de estrategias de comunicación para ser promovidos a través de anuncios en televisión y programas de entretenimiento. En ese paquete se incluyen tres documentos en formato Excel titulados Enrique Peña Nieto: presupuesto 2005-2006, creados cuando se iniciaba el periodo del actual candidato priísta como gobernador del estado de México. Las tres hojas de Excel plantean la difusión en los espacios principales de información y entretenimiento de Televisa de alrededor de 200 noticias, entrevistas o reportes especiales relacionados con Peña Nieto a un costo, en esa fecha, de 346 millones 326 mil 750 pesos.

David López, quien fue vocero de Peña cuando fue gobernador, y que ocupa esa misma posición en la campaña presidencial, respondió a The Guardian que no hubo ningún contrato de ese tipo entre la televisora y el gobierno mexiquense durante el sexenio de Peña Nieto.

El ex empleado de Televisa que habló con The Guardian dijo que así como la televisora estaba feliz de promover a Peña Nieto cuando era el mejor producto, esto no necesariamente significa un compromiso de largo plazo. “La fuente señaló que antes de la campaña sucia en su contra, López Obrador estuvo en muy buenos términos con la televisora. ‘Nunca pierda de vista el hecho de que este es un negocio. La lealtad es a la posición, no a la persona”’.

http://www.jornada.unam.mx/2012/06/08/politica/007n1pol

miércoles, junio 06, 2012

Nostalgia sobre la condición humana


Hace algunas noches he sentido la inquietante necesidad, ineludible, apenas aplazable por unos días, de volcar el cúmulo de reflexiones que me inspiran los acontecimientos cotidianos de nuestro México en algunas líneas que me permitan desahogarme, relajarme, descargar un poco del peso que el conocimiento de hechos desagradables, por decirlo de un modo excesivamente generoso, amenaza con aplastarme. Las constantes ofensas a la existencia de los seres sociales y aún de un gran número de organismos se han vuelto una descarada regularidad en nuestro México, concretamente en la entidad veracruzana y para ser más exactos en la ciudad de Xalapa y sus alrededores.

Ya he dedicado otros espacios a denunciar a aquellos que con todo lujo de vileza se haqn dedicado a consolidar sus posiciones de comodidad a costa de la denigración e incluso el asesinato de sus semejantes. Entre los autores visibles de las vejaciones que sufrimos cotidianamente están Felipe Calderón Hinojosa, Genaro García Luna, Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox Quesada, Enrique Peña Nieto, Elba Esther Gordillo, entre otros a nivel nacional, a nivel estatal están Fidel Herrera Beltrán, Reynaldo Escobar, Miguel Ángel Yunes Linares (éste último ha ampliado su despiadada influencia a nivel nacional como protector de pederastas y autor de la ley del ISSSTE con la que se abolió la seguridad social en México), entre otros más.

Pero más allá de denunciar a esta clase de personas, quienes son responsables, de violaciones a los derechos humanos, ocultamiento de información, proliferación de la delincuencia, protección a criminales, corrupción, fabricación de culpables, exoneración de asesinos y violadores, represión a ciudadanos, robo de bienes, asesinato de periodistas, ineptitud en el desempeño de sus responsabilidades, omisión de procedimientos que han devenido en el desamparo de víctimas de la delincuencia, a veces con resultados mortales, entre otras muchas aberraciones, deseo hacer un comentario sobre la fragilidad de la condición humana que queda manifiesta ante la serie de abusos bestiales de los que hemos sido objeto por parte de estos personajes. Parece que la hermosa armonía que deseamos mantener en nuestros hogares y la sensación de seguridad que deseamos acompañe a nuestros hijos cuando los arropamos en la cama, es un hermoso anhelo que nos puede ser arrebatado en cualquier momento. Es entonces cuando nos aferramos firmemente a instancias supraterrenales que deseamos nos protejan junto con nuestros seres queridos (y a toda la humanidad quienes son más generosos) de las aberraciones que suelen ocurrir día a día. Otra opción es la pérdida de la esperanza en la intervención de una benévola fuerza superior y la aceptación de la crudeza que implica una existencia regida solamente por la organización humana. Un panorama aterrador, pero muchísimo menos aterrador que las vivencias que muchos de nuestros semejantes tienen que tolerar en nuestro mundo. Recuerdo un texto del escritor Edgar Allan Poe en sus "Narraciones extraordinarias" en el que decía, palabras más, palabras menos, que debíamos dar gracias a Dios porque, en su infinita bondad, no permitió que el horror fuera una sensación colectiva, sino individual. El autor explicaba que el horror es una de las experiencias más desafiantes a las que puede ser expuesta una persona y que, si se presentara colectivamente, el mundo podría terminar como producto del arrebato generalizado. Hoy día, quienes tenemos el interés de estar enterados de lo que sucede en nuestro mundo, quizá no sentimos el horror de manera colectiva, pero sí nos contagiamos de un sentimiento de frustración ante tantas injusticias que ocurren habitualmente.

Ante lo arriba expuesto, ¿qué nos queda? Un servidor aún no ha encontrado la respuesta. Deseo vivir en un mundo donde la visión de lo que acontece no devenga de manera lógica o natural en una frustración colectiva. Deseo un mundo mejor, donde la justicia, si no logra ser la regla, sí sea lo más recurrente. Para ello es necesario estar enterados de las cosas que pasan. Y no quedarse callados ante la injusticia. Este pequeño espacio de reflexión y de difusión de otras voces es una modesta aportación a la búsqueda de un mundo más justo.

Espero que cada uno de quienes vivimos en este mundo (que no planeta) desorganizado por naturaleza y desequilibrado por la apatía de quienes lo tenemos a nuestro cargo podamos encontrar motivos para seguir adelante y espacios para disfrutar de la bondad y la belleza.

Desde algún lugar de la imaginósfera, les comparto ésta, una más de mis reflexiones insomnes, en la que siento nostalgia por la condición humana.

Truquean panistas frases de AMLO y las usan para guerra sucia


El espot difundido por el PAN genera la idea que el candidato de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, está "a favor de la vía armada en para la transformación de los pueblos"

El espot difundido por el Partido Acción Nacional y pautado ante el Instituto Federal Electoral, este martes truquea una idea planteada por el candidato de las izquierdas Andrés Manuel López Obrador el pasado 21 de mayo en Tlatelolco, cuando se reunió con los jóvenes de diversas universidades, mientras  hablaba de la diferencia entre la vía armada para la transformación y la vía pacífica.

Este martes el Partido Acción Nacional y el Partido Revolucionario Institucional pautaron  espots de campaña ante el Instituto Federal Electoral, los cuales van dirigidos contra el candidato del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador.

En uno de esos videos se da a entender que apoya “la vía armada una posibilidad para lograr la transformación de los pueblos”, cuando lo que dijo fue que va a “luchar siempre por la vía pacífica y por la vía electoral”.

http://aristeguinoticias.com/truquean-panistas-frases-de-amlo-y-las-usan-para-guerra-sucia/http://aristeguinoticias.com/truquean-panistas-frases-de-amlo-y-las-usan-para-guerra-sucia/

domingo, mayo 13, 2012

Un preso de conciencia más...


El preso de conciencia más importante
En manos del Ejecutivo, indulto al indígena Alberto Patishtán

Hermann Bellinghausen
Enviado / I

Periódico La Jornada
Sábado 12 de mayo de 2012, p. 36

Cerca de cumplirse 12 años de la nunca aclarada matanza de siete policías en Las Limas, entre Simojovel y El Bosque, al norte de los Altos de Chiapas, crece el clamor por la liberación del profesor tzotzil Alberto Patishtán Gómez, el único acusado y sentenciado por el crimen. Esto, contra toda evidencia, y los numerosos testimonios directos que avalan la inocencia del más importante preso de conciencia en México.

Actualmente está en manos del presidente Felipe Calderón otorgarle el indulto. Agotadas las alternativas judiciales, condenado por el gobierno de Pablo Salazar Mendiguchía en 2002, incumplidos los compromisos de liberarlo del gobernador Juan Sabines Guerrero, desterrado Patishtán a un penal federal para criminales peligrosos en Guasave, Sinaloa, y ahora en riesgo de terminar en la isla mayor de las Islas Marías en la súper cárcel que construye el gobierno federal, sólo una acción humanitaria del Ejecutivo federal podría rescatar del horror al docente indígena y defensor de los derechos humanos, quien a su vez cumplirá el 19 de julio 12 de los 60 años a que está condenado: una cadena perpetua.

El mejor argumento en favor de Patishtán es la historia misma de aquel crimen, que en Chiapas muchos pretenden olvidar. En la actualidad puede sonar normal que sean acribillados un comandante de la policía estatal (Francisco Pérez Morales) y el de la municipal, en este caso de El Bosque (Alejandro Pérez Cruz), pero en junio de 2000 resultaba excepcional y grave. Perecieron cinco agentes más, mientras patrullaban el tramo carretero Lagunas en un vehículo oficial conducido por Rosemberg Gómez, hijo del entonces alcalde priísta Manuel Gómez Ruiz, quien sobrevivió al ataque y dio el único testimonio que incriminaba a Patishtán; tiempo después un juez lo consideraría insostenible al liberar a otro acusado, el indígena zapatista Salvador López González.

El procurador estatal Eduardo Montoya Liévano, durante el gobierno de Roberto Albores Guillén, se obstinaba en incriminar al EZLN, en el contexto de la abierta guerra de contrainsurgencia que se libraba en El Bosque contra las abrumadoramente mayoritarias bases zapatistas y el municipio autónomo San Juan de la Libertad. El 10 de junio de 1998, policías estatales y federales, el Ejército y los paramilitares de Los Plátanos atacaron las comunidades Unión Progreso y Chavajeval, matando a una decena de indígenas zapatistas y oficialistas. La presidencia municipal de El Bosque, ocupada por el consejo autónomo de los rebeldes, fue desalojada violentamente, y el ayuntamiento popular encarcelado. Albores lo llamaba desmantelar municipios autónomos. Ese año lo hizo con otros dos en la selva Lacandona. En El Bosque instaló como alcalde a su incondicional Manuel Gómez Ruiz, considerado espurio por la mayoría de la población, incluyendo los no zapatistas.


Alberto Patishtán GómezFoto La Jornada
Hacia 2000, antes de las elecciones que desplazarían al PRI de los gobiernos federal y estatal, era notable la descomposición institucional en El Bosque, tras dos años de militarización y contrainsurgencia. El trasiego impune de estupefacientes de Huitiupán hacia El Bosque estaba en boca de todos. Sin embargo, al parecer no se consideró como línea de investigación la probable participación de paramilitares u otra expresión armada, y menos del propio gobierno municipal. Al contrario, la pieza clave fue el sobreviviente Rosemberg y su categórica afirmación de que vio a Alberto Patishtán ponerse delante del vehículo apuntándole con un AK-47, mientras otros sicarios baleaban la patrulla policiaca.

A nadie le pareció importante preguntarse qué hacía ese muchacho, hijo del alcalde, manejando para la policía estatal en lo que se describió siempre como un patrullaje de rutina. Años después, al calor de las copas, Rosemberg solía reconocer, arrepentido, que mintió por instrucciones de su padre, y que de premio recibió una camioneta nueva.

Mucho menos se dio importancia a la existencia de otro testigo sobreviviente, el agente estatal Belisario Gómez Pérez, quien antes de desaparecer del mapa (él y sus testimonios) sostuvo consistentemente que la emboscada fue realizada por tiradores ocultos y que no pudieron ser vistos por la patrulla. Nunca aceptó haber visto a Patishtán o al zapatista acusado en el lugar de los hechos.

Las investigaciones federales tampoco exploraron entre los móviles alguna diferencia interna. Cuando el EZLN dio a conocer su investigación, el subcomandante Marcos destacó que la acción fue realizada por tiradores profesionales que debían contar con información interna sobre el patrullaje. Pero no, el procurador Liévano Montoya y los tribunales quisieron acreditar una presunta venganza de los zapatistas, o bien un desbordamiento de la existente oposición de los pobladores de El Bosque al gobierno corrupto de Gómez Ruiz; en ella participaban, pública y abiertamente, Alberto Patishtán y el magisterio sindicalizado de la zona.

Sólo él cargó con la masacre, aunque había al menos 10 testimonios de que al momento de la emboscada el acusado se encontraba en otro lugar, realizando actividades educativas con padres de familia y personal docente. Testimonios que hoy siguen en pie, de personas identificadas y dispuestas a declarar ante cualquier autoridad.



http://www.jornada.unam.mx/2012/05/12/politica/036n1pol

martes, mayo 01, 2012

Regina Martínez Pérez




Regina siempre con Ellos
• Raciel D. Martínez Gómez

Periodista de una sola pieza, Regina Martínez siempre trabajó de manera incansable como reportera. Obcecada en buen plan, comprometida con lo que le veía cara de derrota, la labor de Regina en la redacción era inquebrantable, constante y de altísima calidad profesional. Respetada en el ambiente político y reconocida entre el gremio por dar voz a los que no la tienen, Regina inició el proyecto de Política hace veinticinco años.

Iniciadora de este medio masivo impreso de comunicación, Regina abonó su estilo objetivo al periódico que inició dirigiendo el Licenciado Ángel Leodegario Gutiérrez. Y encajó a la perfección en una coyuntura donde el periodismo impreso en la ciudad capital era muy limitado en cuanto a la cobertura del juego político. Había más prácticas zalameras que contrapesos, y Regina –insisto- cubría las fuentes de la oposición de un México que se convulsionó con la escisión del PRI y el nacimiento del PRD.

Digamos que apenas se esbozaba la protesta social en los medios impresos de finales de la década de los ochenta, y fue cuando Regina coincide en reportear en un medio como Política. Ángel Leodegario la admiraba y la defendía en cualquier situación. “¡Hay que chingarse con la maestra!”, decía Yayo para enfatizar la entereza de la reportera.

En este contexto Regina cubría las fuentes políticas más incómodas. Me consta y a veces no sé de dónde salían tantas injusticias –tenía imán pues. Porque fui su editor más de 15 años, puedo asegurar que a todos atendía con singular paciencia, profesional hasta las cachas con grabadora y aparte anotaba en su libretita para que no se le escapara detalle alguno, así fuera una nota de rutina de la que le pedíamos sólo cuatro párrafos.

Y recuerdo algo importante para distinguir a Regina: ella los recibía no como si fuera el medio, sino se percibía que ella era ellos. Campesinos, gente marginada de lo más extravagante, a todos los acompañaba en su pesar.

En son de burla le decíamos a Regina que su fuente eran Los Margaritos, en alusión al programa de televisión “En tienda y trastienda” de Víctor Trujillo y Ausencio Cruz, en donde salía una sección cruel donde Johnny Latino se burlaba de un concursante que siempre perdía: “¡Lástima Margarito!”. Si era causa perdida, entonces le tocaba la entrevista con ellos. Se enganchaba por un instante con nuestras bromas, pero de inmediato los atendía sin regatear el tiempo (alguna vez dije que ella tenía el Síndrome de Estocolmo).

Comía mal, por supuesto; no le temía al polvo, al lodo, a la lluvia, Regina regresaba de sus reportajes toda renegrida y su rostro pétreo, aindiada, dura, con sus lentecillos de John Lennon, se comía a las prisas una torta envuelta en papel estraza junto a su máquina Olimpia de carrete enorme que golpeaba con contumaz insistencia.

Recuerdo la que le hicieron los de la UGOCP cuando la embarcaron en un evento donde se entregaban títulos de propiedad en folders vacíos o con papelería ajena al título. Alberto Morales García, El Cat, quien fue con Regina a registrar el evento, me recuerda que nada menos se trataba del evento más simbólico de la presidencia de Carlos Salinas de Gortari: el arranque de Solidaridad. El escándalo fue mayor porque Regina era corresponsal de La Jornada, y pegó tanto su nota que Salinas de Gortari repitió el evento en Tierra Blanca con todo y Carlos Payán, director de La Jornada. Por cierto Yayo no fue, era obvio, y se reía de cómo los traía mareados Regina.

La reportera entonces no se cansaba. Hipotéticamente yo cerraba la edición a las nueve de la noche para acordar con el Licenciado Gutiérrez. Muchísimas veces, o casi diario, la última en entregar era Regina quien escribía en la época de más crisis en Política en el reverso del papel del télex donde recibíamos la información de El Universal. Vamos, verdaderamente eran pliegos petitorios que medían muchas veces los cuarenta centímetros. Ella jamás se quejó de las condiciones precarias, le bastaba un tarrote de café y su cigarro al lado para producir y producir denuncias de la gente más desarraigada.

A Política arribaban los grupos indígenas para que los atendiera. Cada semana teníamos una especie de mitin en el primer piso de Revolución 11. La variedad de los sin voz era impresionante, iba desde cuando empezaban Los 400 Pueblos, el movimiento de Zocohuite allá en el norte del estado, un puñado de indígenas de Benito Juárez que exigían un horno, cubría siempre los asuntos de Zongolica a través de las ONGs, o su tradicional nota de las madres antinucleares.

En fin la lista es larga de anécdotas y de buenos trabajos de Regina. No cayó nunca en la tentación del columnismo, lo que le apasionaba era reportear y lo hacía de forma silente. Se le recordará en estas páginas y en otros medios por su denodado esfuerzo y profesionalismo, y su mesura en el trato personal.

Lo que resta es demandar justicia para una compañera que, por ningún motivo, merecía una despedida semejante. Nosotros la recordaremos con cariño.
29 Abr, 2012

http://www.lapolitica.com.mx/?p=163958


Regina
• Yolanda Gutiérrez Carlín

Regina Martínez fue reportera de Política durante muchos años. En la redacción del medio se le reconoció valentía, dedicación, pero sobre todo lealtad.

Trabajó en Política desde su fundación con Ángel L. Gutiérrez Castellanos, y en el sexenio de Chirinos Calero, sin duda uno de los más difíciles para la vida del medio informativo, Regina siguió trabajando para el periódico como las machas, como cariñosamente le decía Raciel Martínez cuando traía una nota difícil, como aquellas que informaban lo sucedido en Ixhuatlán de Madero.
Era leal porque cuando algunos reporteros marcharon por mejores sueldos, seducidos por el gobierno del Estado que impulso algunos proyectos periodísticos para poder debilitar la estructura de Política, ella permaneció allí.

Recuerdo que presurosa llegaba con su bolsa de esas que venden los chamulas, con el pelo pegado a la cara por el sudor y el fleco metido entre el armazón de los lentes y la cara, sacaba su libreta de taquigrafía y se metía a la oficina del director para comentarle las investigaciones que había realizado.

“Macha, hoy qué traes”, le gritaba Raciel, y ella sonreía cuando la información que tenía era buena, se apuraba a escribir en su rincón, con sus audífonos, para enviar sus notas a Proceso y a la redacción de Política.

Fue objeto de persecuciones, de intimidaciones, siempre fue reservada en su vida personal, era desconfiada pero leal, con una gran pasión por el trabajo periodístico, obsesiva cuando quería lograr algo.

Le encantaba ir a Chiapas cuando el sub comandante Marcos estaba en la cúspide del movimiento zapatista, con Ivonne trabajó en esa información, y en algunas otras investigaciones periodísticas.

“Doctora, qué hacemos”, le decía  Ivonne. ¿Macha, ya entregaste?, le preguntaba Raciel, y Alberto Morales, mejor conocido como Beto gato, tomaba sus notas para hacer las caricaturas y entregaba las fotos para ilustrar las notas.

Regina deja esta vida en medio de muchas preguntas, quién redactará tantas notas informativas de gran trascendencia para la vida política de Veracruz y México, ahora que es Ella motivo de información internacional por su partida.

Como reportera vivió a plenitud su profesión, casada con sus principios trabajó para y por el periodismo, por su labor como reportera fue objeto de acosos, pero nunca permitió que estos intervinieran o desviaran el contenido de sus trabajos, sin duda la muerte de Regina Martínez deja un gran hueco en el periodismo veracruzano.

Desde Política un abrazo y un beso donde quiera que esté la gran Macha, bonitos tiempos de hermandad los que se vivieron en Política, cuando muy pocos querían trabajar  para el medio.

Lamento la muerte de Regina Martínez, como lamento que la información de su muerte esté en inglés, francés e italiano; ojalá su nombre circulara por la valentía con la que desarrolló su trabajo, con la lealtad que siempre le caracterizó, por lo exclusivo de su información, y no por la manera en que acabaron con su vida.

Decía Pablo Neruda que: 
Saber es un dolor. Y lo supimos: 
cada dato salido de la sombra 
nos dio el padecimiento necesario:
aquel rumor se transformó en verdades, 
la puerta oscura se llenó de luz, 
y se rectificaron los dolores.
La verdad fue la vida en esa muerte.

29 Abr, 2012

http://www.lapolitica.com.mx/?p=163953